Reflexión diaria. 15 de Julio. Orgullo

Hace miles de años que venimos exigiendo más de lo que nos corresponde de seguridad, de prestigio y de amor. Cuando parecía que teníamos éxito, bebíamos para tener sueños aún más grandiosos. Cuando nos sentíamos frustrados, aunque solo fuera en parte, bebíamos para olvidar. Nunca había suficiente de lo que creíamos que queríamos. En todos estos empeños… nuestro mayor impedimento había sido la falta de humildad. Nos faltaba la perspectiva suficiente para ver qué la formación de carácter y los valores espirituales tenían que anteponerse a todo, y que las satisfacciones materiales no constituían el objetivo de la vida.

DOCE PASOS DOCE TRADICIONES

Una y otra vez se me acercaba al Séptimo Paso, sólo para retroceder y reconsiderar. Algo me faltaba y se me escapaba el impacto del paso. ¿Qué había pasado por alto? Una simple palabra, la había leído pero la había ignorado; la base de todo los pasos, en verdad de todo el programa de Alcohólicos Anónimos, esa palabra es “humildemente”.

Sabía cuáles eran mis defectos: constantemente posponía mis tareas; me enojaba fácilmente; sentía mucha autoconmiseración y me preguntaba: ¿Por qué yo? Entonces recordé: “El orgullo va antes de la caída”, y eliminé el orgullo de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.